El gas natural en Cuenca

De todos los hogares de Cuenca, casi la mitad se calientan gracias al Gas natural.

Lo que puede hacer un total de más de 13.000 viviendas entre las ciudades de Cuenca, Tarancón y San Clemente.

En marcha está ya la gasificación de los pueblos de Mota del Cuervo y Motilla del Palancar.

Además de que el suministro alcance la parte alta del casco antiguo de Cuenca.

Así nos lo comunica Alfonso, gerente de Instalaciones Monedero, que tiene entre sus funciones el mantenimiento y reparación de calderas en Cuenca.

Nos cuenta que es un servicio 365 días al año, donde se comprometen a desde que el cliente da el aviso, a ponerse en contacto en menos de 24 horas.

El Gas natural, es una energía más limpia que el gasóleo B, con menos emisiones de gases a la atmósfera.

Además en la actualidad, todas las calderas nuevas que se instalen, deben tener una emisión baja en Dióxido de nitrógeno (NOx), además de una mayor seguridad frente a intoxicaciones por Monóxido de Carbono, gracias a coger el aire de la combustión de la calle y no de la cocina o local donde se instalen.

Es lo que se llama una caldera estanca, nos indica Alfonso, que también se dedica a la venta e instalación de las marcas más conocidas del mercado como Chaffoteaux, Beretta y Vittodens.

Recientemente, barrios como la Fuente del Oro o en pueblos como San Clemente, muchos vecinos se han cambiado del propano al Gas natural.

Le preguntamos a Alfonso si este cambio es posible, con la misma caldera a lo que nos responde que simplemente es cambiar el quemador al nuevo combustible.

Aunque si bien es verdad no todas las veces, sobre todo en calderas de más de diez años llevan bien el cambio. Lo más importante, dice Alfonso, es ajustar bien los parámetros de la caldera para que se adapte al nuevo combustible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *